COMUNIDAD

Sé dueña de tus palabras

Un, dos, tres por mí, por Natalie Maines y las Dixie Chicks.

Por Tere Carrión

Hola poderosa. ¡Qué bueno que las redes sociales te trajeron aquí! Me encantaría estar a tu lado para que, antes de que leas las siguientes líneas, preguntarte si ya viste el documental de las Dixie Chicks, Shut Up & Sing (Cállate y canta). No sólo me gustaría que me leyeras, sino también que estés presente y tengas un contexto más amplio de lo que te quiero compartir.

***** Desafortunadamente el documental no está disponible en Netflix. Si tienes otras plataformas, vale la pena que lo busques. Yo ví el documental hace algunos ayeres, en la Cineteca que está en el corazón del Parque Fundidora, en Monterrey. *****

#SpoilerAlert. Shut Up & Sing es la narrativa más completa y desgarradora de las consecuencias de una desafortunada noche de 2003, en Londres, cuando Natalie Maines, vocalista de las Dixie Chicks, expresó la opinión que por poco termina con su vida y carrera: “Para que lo sepan, nos da vergüenza que el presidente de Estados Unidos sea de Texas”. Era la víspera de la histórica invasión a Irak, que derrocó la dictadura de Saddam Hussein y facilitó el ambiente mediático y político que rodeó su posterior ejecución.

“Un comentario casi inocente en aquél momento, soltado por una chica para nada experta en política, ni en sociología, y desconocedora del impacto que una simple frase iba a tener en su destino y en el de su familia”.[1]

#SpoilerAlert. Una cadena de desgracias para Maines y las Dixie Chicks siguió tras ese concierto en Londres. Los locutores de radio pedían “atar a Natalie a un misil y mandarla a Irak”. La venta de discos bajó estrepitosamente, perdieron contratos millonarios de patrocinios, y cada miembro del trío texano de música folclórica era tratado como traidora de la patria, ignorante, comunista, entre otros insultos que suelen dedicarse a quien expresa su opinión en contra de una tendencia mayoritaria.[2]

Lo cierto es que, lo que dijo Natalie Maines en 2003, era opuesto a la percepción de una importante mayoría. Lo que pasaba en aquél tiempo era que el entonces presidente George W. Bush estaba en su momento más alto de aceptación, y una cantante tuvo la osadía de negar públicamente dicha imagen positiva. Y sí, leíste bien, en algún momento el controversial George W. Bush era un político aceptado.

Illustrator @maroga_art

#AhoraBien, ¿para efectos del presente post es necesario conocer la opinión de Natalie Maines respecto al origen territorial de George W. Bush? #NotReally. En lo que quiero que canalicemos nuestra atención es en la forma en la que Natalie y las hermanas Emily Robinson (banjo, dobro) y Martie Maguire (violín) reaccionaron ante las imprevisibles y violentas respuestas públicas que recibieron en los días y meses siguientes a aquél concierto en Londres.

¿Natalie negó sus palabras? No. ¿Emilie y Martie expulsaron a Natalie del trío? Tampoco. ¿Natalie se disculpó? Más que disculparse, defendió sus principios y arriesgó todo.

En una entrevista, Martie Maguire dijo:

“Antes de que Natalie dijese aquello, creo que nunca había tomado posición sobre nada. Luego se nos vino todo encima, y a los 34 años de edad sabía en lo que creía, pero siempre veía los dos lados … en el pasado me preocupaba tanto de los detalles … Pero de repente se prendió la mecha y ahora sé lo que soy y lo que defiendo, y ya no importa lo que perdamos en el camino”.[3]

Sólo tengo un consejo que darte, amiga #SpeakHER, amigo de mil batallas, que ahora amablemente me lees: SE DUEÑO DE TUS PALABRAS. Si crees en ellas, defiéndelas. Si ofendes a alguien, discúlpate. Si las palabras las expresó alguien de tu tribu, comunidad o equipo de trabajo, hazlas tuyas en público y, en privado, busca la manera de mejorarlas. Si tus palabras son ofensas, guarda silencio. Si tus palabras son positivas y tienen raíces en el amor, no las guardes para ti y compártelas.

Me despido con algunas recomendaciones musicales que espero te den fuerza y paz en los momentos en que necesitas apropiarte de tus palabras. Las canciones están disponibles en el playlist de Spotify de #SpeakHERNights#SpeakHERNights.

– Wide Open Spaces, The Dixie Chicks.

– Sólo le pido a Dios, Mercedes Sosa.

– This is Me, Keala Settle.

– Best of you, Foo Fighters.

– Todo a pulmón, Miguel Ríos.

– Valiente, Paty Cantú.

[1] http://www.prideofthemonster.com/2016/02/dixie-chicks-callate-y-canta.html Agosto 23, 2018.

[2] Idem.

[3] Idem.

Las opiniones expresadas en los artículos publicados en Hola Poderosa corresponden únicamente al autor y pueden no coincidir con las de SpeakHer Nights.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: