CULTURA

Impacta desde la cotidianidad

Tips para convertirte en una agente de cambio

Por Alma Ramírez 

¿Qué viene a tu mente al escuchar el término “agente de cambio”

Es cierto que enfrentamos grandes retos sociales y ambientales y que la realidad puede resultar abrumadora al sentir que nuestra aportación o esfuerzo puede ser muy pequeño para el tamaño de los problemas que hemos creado como humanidad y ser una “agente de cambio”. 

Una agente de cambio no es solamente quien lidera grandes iniciativas o crea proyectos espectaculares, una agente de cambio es alguien que se ha dado cuenta de que, con cada decisión y cada acción, genera impacto y que opta por asumir un compromiso con generar un impacto positivo. Esto puede ser incluso en las actividades que realizamos en nuestro día a día, muchas veces hasta en piloto automático. 

Tu puedes crear impacto positivo con acciones cotidianas que si realizas de manera constante, además de que inspirarás a otras y otros a sumarse, tendrás un impacto positivo más grande de lo que te imaginas. Te comparto algunas ideas: 

  1. Camina más. Además de que es bueno para tu salud, optar por ir de un lugar a otro a pie te permitirá conocer mejor tus rumbos, conocer a otras y otros que viven o trabajan por ahí y reducir el impacto negativo de usar el auto. ¿Quieres sentirte una súper heroína? Cuando camines, lleva un morral o bolsa biodegradable para poner ahí la basura que encuentres en tu camino. 
  1. Dona todas las millas que camines o corras. Ya que estamos hablando de ejercicio, imagínate que por cada milla que recorras, una organización que está resolviendo uno de estos grandes retos de la humanidad, reciba un dólar a tu nombre. Eso es posible si usas “Charity Miles”, una aplicación que con sólo darle un “click” antes de tu caminata, convertirá tus millas en dólares que una empresa donará a una organización de tu elección. 
  1. Convierte tus búsquedas en internet en árboles.  Ecosia es un motor de búsquedas en internet comprometido con mejorar el planeta y las condiciones de vida de comunidades alrededor del mundo, plantando un árbol por cada búsqueda que sus usuarios realizan. ¿Cuántas búsquedas realizas en un año? Imagínate ese número en árboles plantados, ¡juntas podríamos a reforestar un bosque! Conoce más detalles en ecosia.org 
  1. Experimenta con la jardinería. Llena tu jardín, tu casa, tu oficina, cualquier rinconcito de plantitas. Además de que la jardinería es un pasatiempo que te ayudará a liberar stress y reconectarte con la naturaleza, estarás ayudando al planeta a purificar el aire que compartimos. Con un poquito de investigación, descubrirás que hay plantas para interiores, que requieren de cuidados que no te quitarán mucho tiempo y que pueden adaptarse a las condiciones de tu hogar o lugar de trabajo. El que no tengas jardín no es pretexto. 
  1. Comparte tu talento y experiencia. Eso que amas hacer y qué haces muy bien, es altamente probable que pudiera ser de utilidad para alguien más y tu podrías crear valor compartiendo tus habilidades y tu tiempo con organizaciones comprometidas con resolver los problemas que nos afectan a todas y todos o con alguien que no tenga la posibilidad de pagar por tus servicios o sabiduría. Considera hacer trabajo pro bono o voluntariado. ¿No sabes dónde encontrar a quién pudiera requerir de tu talento? No te preocupes, conoce la plataforma gobop.org que busca enlazar voluntarios con causas. 
  1. Utilizar tu poder de consumidora como tu súper poder. La fuerza del mercado, impulsada por nosotras como consumidoras es una de las fuerzas más poderosas para cambiar el mundo. Darnos cuenta de que cada decisión de compra tiene un impacto es el primer paso para convertirnos en compradoras conscientes. Al reducir nuestro consumo reduciremos significativamente el impacto negativo del mismo; y, para aquellos bienes y/o servicios que si requerimos comprar, podemos hacerlo de forma tal que nuestras compras tengan impacto positivo. ¿Cómo? Cada vez es más fácil tener información confiable sobre el impacto que tienen las empresas a las que les compramos, busca favorecer a aquellas comprometidas con la sostenibilidad, pequeños productores, negocios locales, empresas lideradas por mujeres o comprometidas con la equidad de género. Si cada peso que gastas fuera un voto a favor del mundo que quieres ¿comprarías igual que cómo lo haces hoy? 

Ser una agente de cambio tiene que ver con nuestras decisiones y acciones del día a día, con asumir la responsabilidad del impacto de cada cosa que hacemos y de nuestra existencia misma y optar por una vida que deje un mejor lugar que el que recibimos. 

Alma Ramírez es co-fundadora y directora de Unboxed, consultoría en innovación social que nace con el propósito de erradicar la indiferencia promoviendo mejores negocios para nuestro país y para el mundo. Más de 15 años de experiencia en el diseño y facilitación de programas de liderazgo, emprendimiento e innovación social y desarrollando proyectos de consultoría para empresas, instituciones educativas y organizaciones de la sociedad civil. Fue nombrada conectora de Ashoka para Nuevo León por su compromiso con el desarrollo del ecosistema de impacto local y ha impartido más de 30 conferencias en foros nacionales e internacionales. 

Las opiniones expresadas en los artículos publicados en Hola Poderosa corresponden únicamente al autor y pueden no coincidir con las de SpeakHer Nights.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: