BIENESTAR

Ejercita tu alma

Una introspección a tu alma…

Por Elena Mendoza

Se nos ha educado que por todo aquéllo por lo que hemos luchado obtendremos una recompensa, que si te esfuerzas lo suficiente puedes lograr a conseguir todo lo que has deseado y soñado en algún momento; Ciertamente el éxito de todo en nuestras vidas (amor, familia, carrera profesional, nivel económico) se debe al empeño que ponemos para obtenerlo, eso es indudable y nada cuestionable, todos hemos venido programados e impulsados para alcanzarlo; Sin embargo te cuento que la permanencia de todo lo que nos rodea, lo que hemos sembrado, regado y cultivado algún día no estará. Que tanto entendemos que en la medida en la que recibimos también eso se irá, y que además lo que nosotros podemos ver como plenitud no es más que un paso para la trascendencia.

Nada en lo absoluto en el camino de tu vida es eterno, ni tu familia, ni tu esposo, tus hijos; Somos seres que tarde o temprano tendremos que partir de este mundo, ni que decir de dinero, bienes materiales, trabajos…¿Qué tanto nos hemos preparado para el tema del desapego?¿Cómo podemos seguir sin esa fuente de energía vital que nos alimenta día a día, que nos nutre, nos impulsa y nos lleva a crear lo inimaginable?¿Qué pasaría si todo esto un día se va y te quedas en medio de la nada? No aliento que pienses esto como si fuera una tragedia, lo que pretendo decirte es que: Lo más importante es como vives con todo aquéllo por lo que te has partido el alma para conseguirlo y con todo lo que llega a ti como una bendición, como lo aprovechas y agradeces día a día. Ese es el verdadero significado del desapego, poder decir que amas y valoras lo que tienes y por lo mismo el día que se vaya agradecerás el hecho de que te haya ayudado a trascender de manera mínima o muy significativa en tu vida. También tiene que ver con todo aquello que no resulta como lo planeamos, aquellas experiencias que nos han sacudido en lo más profundo y que han dejado heridas que muchas veces parecen no dejar de sangrar. 

Todo lo que ha llegado a tu vida es un gran maestro, un medio, un instrumento que cambia la perspectiva de lo que creías, ayudándote de una manera integral a la formación de la persona en que te has convertido ahora. Tú valía no la define el rechazo ni la pérdida,  vales por el simple hecho de estar aquí y ahora, sintiendo en el pecho el latido de tu corazón haciéndote saber que aún hay más historias por vivir. Hay situaciones que simplemente tienen que suceder de la manera tal cuál te fueron puestas en el camino, nada en este maravilloso y a la vez misterioso viaje está hecho de casualidades, todo tiene un objetivo, aprendizaje y propósito. Lo que llega no siempre permanece, debemos de ir soltando y entrenándonos  para sentirnos afortunados de poder admirar todos los sucesos diarios de nuestra vida,  atesorar los buenos recuerdos y de las experiencias difíciles ir aprendiendo. 

Hay que seguir adelante, sin límites, sin miedos, mejorando cada día y agradeciendo que seamos merecedores del sin fin de bendiciones y milagros cotidianos que se nos presentan. Estamos hechos de batallas en las que salimos  victoriosos y también en las que la victoria no se asoma, lo importante es saber que aunque ganemos o nos quedemos en el intento seguimos aquí, y esas victorias postergadas por el destino no son más que nuevas oportunidades de seguir creciendo. 

La lección más importante es entender que tu capacidad de amar no se refleja en la medida en la que recibes, si no, en la medida en  la que estás dispuesto a dar. 

Lo demás es solo ejercitamiento que vivifica el alma…

Elena Mendoza es originaria de la Atenas de México, Saltillo ha sido su cuna y su hogar desde hace 33 años. Es administradora de profesión, mamá por vocación, MBA por necedad y escritora de clóset. Escribir en un momento fue parte de una terapia que le ayudaba a exteriorizar todas aquellas emociones que habitaban en su interior, al plasmarlas en líneas logró comprenderlas y de esa manera trabajarlas.

Las opiniones expresadas en los artículos publicados en Hola Poderosa corresponden únicamente al autor y

Photo by Karly Santiago on Unsplash

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: