TRABAJO

Aprende de las crisis

¿Qué es y cómo nos beneficia vivir una crisis?

Por Cecy García

Según la RAE, crisis significa “cambio profundo y de consecuencias importantes en un proceso o una situación, o en la manera en que estos son apreciados.” Interesante, ¿no?

Se dice que hay tres tipos de crisis que todos pudiéramos experimentar en la vida: la de SALUD, la de PRODUCTIVIDAD y la de TENER FE EN SÍ MISMO. Estas experiencias generan diferencia entre las personas que son consideradas como exitosas y las que no, todo por la forma en cómo observan y toman las crisis en sus vidas.

Crisis de salud

En las crisis de salud algunos deciden sentarse a ser víctimas sufriendo mientras que otros la toman como un alto que les ayuda a valorar su cuerpo. Anhelan aprovechar nuevamente su vida como una segunda oportunidad.

Crisis de productividad 

A la crisis de productividad algunos la llaman “Crisis económica” y también hay quienes deciden quedarse a ver la vida pasar desde su rol como víctima mientras otros aprovechan ese momento para identificar nuevas oportunidades. Aprovechando sus capacidades para iniciar desde cero, ahora con conocimiento de qué funciona mejor en los negocios.

Crisis de la fe en uno mismo

Cuando llega la crisis de la fe en sí mismo hay quienes caen y tocan fondo en una gran depresión perdiendo toda creencia en sí mismos decidiendo no volver a intentar nada. Mientras que otros deciden identificar la raíz de lo que los llevó a vivir eso y empezar desde cero nuevamente.

Una etapa de crisis nos lleva al límite en muchos sentidos. Nos puede hacer sentir caer de un precipicio y a la vez sentir o pensar NADA. Nos puede doler hasta los huesos o llevarnos a tal desesperación que sentimos que estamos a un paso de perder la cordura. 

Si observamos bien, todas las crisis que llegan nos dan dos opciones: mantenernos como víctimas o tomar la oportunidad de VOLVER A EMPEZAR.

Cuando decidiste lanzarte a lograr ese objetivo –profesional, personal o de pareja- que veías como una meta grande te aseguro que jamás te pasó por la cabeza que vivirías una crisis. Quizá tomaste en cuenta los puntos de dificultad, retos y obstáculos que se podrían presentar pero nunca pensaste que vivirías una crisis como tal y sin embargo hoy estás ahí… ya la viviste o estás a punto de.

La cuestión aquí no es cómo evitar una crisis, eventualmente todos la pasaremos. La cuestión es cómo vivirla y aprovecharla de manera que se convierta en beneficio para salir a flote y no en ancla que nos mantenga hundidos.

No tengo la fórmula secreta de cómo lograr tus sueños y metas en la vida, yo sigo aprendiendo mientras avanzo. Aquí te comparto algunas

Sugerencias para aprender de una crisis

1) Haz consciencia de que estás en una crisis y acéptala. 

Háblale, expresa tu sentir y acepta que está bien lo que sea que sientas. Será como mirar a los ojos a tu propio enemigo y cuando eso sucede, en automático le quitas poder, grandeza, impacto. De esta forma tomas el control tú.

2) Tu esencia y tu estilo deben ir de la mano siempre. 

Plantea preguntas para ti como “¿para qué soy buena y qué me gusta hacer? ¿qué puedo hacer para agregar valor a los demás? ¿Qué le da sentido a mi vida?” Verás como al responder estas preguntas ocurrirá una lluvia de ideas que luego se convertirá en un mar de opciones para ti.

3) Recuerda tu “por qué” tu “para qué”… tu MOTIVO. 

Define tu propio significado de éxito y planea cómo lograrlo. Recordar esto siempre te llevará al punto de saber por qué vale la pena lo que estás haciendo aunque ahorita haya dolor. No empezaste esta carrera para abandonarla porque te duele, esto no es de quien comienza, esto es de quien termina.

Y si en tu camino hacia la búsqueda de TU éxito no está implicada la frase “me apasiona…” cambia de camino, de rumbo, de “zapatos” o de mente. Cambia.  

Después de esos puntos, ATENTA! Un nuevo camino se abrirá, escucha tu interior. Algunas ideas y descubrimientos personales que tenemos en la vida no pueden ser compartidos, ni explicados. Solo pueden ser revelados a través de vivirlos, de experimentarlos.

Cientos de personas salen a la calle día a día pero solo unas cuantas saben que se siente vivir con propósito. Re-descubre el tuyo y vívelo. Como bien leí por ahí…

“Dulces son los frutos de la adversidad que como un sapo feo y venenoso llevan en la cabeza una preciosa joya.”

–W. Shakespeare.

Pongamos atención, pues esas crisis pudieran ser como ese sapo feo pero cada vez que llegan, te puedes encontrar con esa preciosa joya. Tú decides cuál ver.


Ana Cecilia García González es originaria de Monclova, Coahuila. Nació el 04 abril de 1988 y es miembro de una familia de cinco integrantes, la menor de tres hermanos. A la edad de 18 años se mudó a la ciudad de Monterrey para iniciar sus estudios en la Universidad Autónoma de Nuevo León, donde hizo su carrera como alumna de la Facultad de Ciencias de la comunicación. Actualmente continua su residencia en la ciudad de Monterrey donde vive junto a su esposo y trabaja como coordinadora de eventos sociales, en especial bodas; además apoya a mujeres en el reencuentro consigo mismas a través de programas sociales creados por ella. Es amante de bailar, viajar, disfrutar y vivir plenamente cada etapa de su vida.

Las opiniones expresadas en los artículos publicados en Hola Poderosa corresponden únicamente al autor y pueden no coincidir con las de SpeakHer Nights.

Photo by Mark Fletcher-Brown on Unsplash

Processing…
Success! You’re on the list.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: