TRABAJO

¿Cómo hackear tu cultura organizacional?

Recomendaciones para hacer que las cosas sucedan en una empresa poco ágil

Por Natalia Cisneros

Algunos de los conceptos e ideas que leerás aquí están relacionados a la agilidad, ser ágil es más que ser rápido, se requiere maestría para dominar las artes del pensamiento Lean, además de contar con un equipo comprometido.

Nota del editor: El método Lean consiste en mejorar todos los procesos en la creación, puesta en marcha y desarrollo de una empresa, evitar desperdicios, usar al máximo los recursos ya disponibles y mejorar constantemente los procesos para obtener cada vez resultados más eficientes.

La Caja de Pandora

Si has tenido la oportunidad de hacer algún trámite administrativo para cualquier organización pública, te habrás dado cuenta que la paciencia es tu principal aliado. Principalmente porque en este tipo de organizaciones el proceso tiende a ser tedioso, lleno de papeles y pasos innecesarios y, hablando en términos Lean, lleno de desperdicio.

El cambio organizacional para mí es como una caja de pandora, una vez que comienzas, nunca sabes que vas a encontrar debajo de eso que ya habías “resuelto”. Siempre hay procesos nuevos que pueden y deben ser mejorados, por el bien de la organización y de todos los que forman parte de ella. Cuando te embarcas en procesos de Transformación Digital, eventualmente chocas con la cultura organizacional e intentar cambiarla es absurdo, debes caminar con ella y poco a poco ir moviéndote.

Si tú, querida lectora, te encuentras inmersa en una cultura organizacional rígida y estructurada, altamente burocrática y cero Lean, estás en el lugar correcto. Yo te diré la receta secreta para no morir en el intento, disminuir tu frustración y mantener el ritmo, un ritmo sostenible para ti y para tus colaboradores.

Conecta con las personas

He encontrado que, aunque no nos guste admitirlo, la parte operativa de tu organización es quien sostiene, impulsa y frena el desarrollo de nuevas ideas. Lo quieras o no, es la realidad y son ellos tu primera línea de batalla.

Ellos, a diferencia de los supervisores, jefes o líderes, saben de primera mano cómo funcionan las cosas, pero ojo, no todo lo que brilla es oro. Sí, son expertos, pero eso no hace que sus ideas o soluciones sean las más acertadas o las que generan mayor valor a la organización y los sistemas.  Así que el primer paso es conectar con ellos. Platica sobre sus necesidades y expectativas, guíalos, ármate de paciencia y explícales el proceso, eso enriquece mucho los equipos de trabajo y genera sinergias interesantes.

Involucra a la alta gerencia

La alta gerencia hace referencia a todos los que tienen personas a su cargo, desde el nivel CEO/Director General hasta el coordinador que tenga uno o dos auxiliares. El nivel de involucramiento puede variar, pero todos deben y tienen que estar coordinados y alineados con los objetivos de la organización.

El principal obstáculo con la alta gerencia es que rara vez están disponibles para el equipo y siempre tienen agendas saturadas de reuniones. En mi experiencia, se trata de picar piedra y ser persistentes. 

El éxito o fracaso de tu sistema dependerá del nivel de involucramiento de esta parte, puede no ser fácil, pero tampoco es imposible. Aquí requieres mucho de SoftSkills, la comunicación es clave pero… se vale decir que no, no todo lo que dicen es ley, mi recomendación es que, evalúes hasta donde puedes estirar esa liga sin romperla.

Define objetivos, pero acciona uno a la vez

En el rush inicial, todos somos súper optimistas y ambiciosos. El equipo, los clientes, la alta gerencia está motivada, creen en el cambio, te compran la idea. Pero entonces, cuando hablamos de compromisos, fechas y pues, trabajo, las cosas se pueden poner feas.

Muchas veces ponemos objetivos muy altos, con muchas tareas y milestones románticos, que lejos de ser realidad parecen como un sueño guajiro. ¿Cómo conviertes ese sueño guajiro en realidad? Definan objetivos más cortos en el alcance y priorícenlos. Lo más importante es que todos estén alineados a esos objetivos, que los entiendan y que se les den seguimiento puntual, para evitar sesgos que impliquen más esfuerzo y trabajo para todos.

Constantemente evalúen si esos objetivos siguen vigentes y si tienen la misma prioridad que al principio, este proceso, por si no lo has notado, es cíclico y en Scrum se le llama Sprint.

Prepárate para entregar tu primera bicicleta sin llantas: “Hecho antes que perfecto”

Hace unos años tomé un curso de lectura y redacción con la Dra. Frida Zacaula Sampieri, de la UNAM, ella decía que “No puedes modificar/ordenar ideas si no las has plasmado antes, escribe primero, estructura después”.

A veces queremos que todo quede perfecto desde un principio, que vaya lo más completo y estructurado posible y, mientras eso ocurre, ya pasaron algunos días. Créeme cuando te digo que, lo que para ti fueron apenas unos cuantos días, se convierten en meses y meses de trabajo sin resultados medibles y accionables. 

Cuando trabajes bajo este concepto, déjame decirte que vas a sacrificar un poco la calidad del producto/servicio, es inevitable, pero es la única manera de aprender a iterar, eso sólo la ejecución te lo enseña. 

Mi recomendación es que trabajen con los objetivos que te generen mayor valor. Acciones puntuales sobre objetivos cortos son las mejores, aquí aplica un poco la disrupción, pero como en el punto 2, verifica el estado de la liga no la queremos romper antes de tiempo.

Sigue avanzando, pero revisa cómo vas

La clave está en no detenerse, he escuchado demasiadas veces el término “parálisis por análisis”. Para mi está un poco mal entendido. Si bien es cierto, el chiste es no detenerse, a veces los árboles no te dejan ver el bosque. ¿Cómo sabes si el camino que llevas sigue siendo el correcto? Necesitas parar, revisar y continuar. Este punto va muy de la mano con el recomenzar. Para seguir avanzando toca dejar de hacer algo que ya no cumple los objetivos, replantear y ponerse en marcha nuevamente.

Si el paso 1 y 2 está cubierto, será como cuchillo caliente en mantequilla, si no, entonces prepárate para manejar altos niveles de estrés y frustración del equipo.

Mantente firme

Como mencioné al principio, todo comienza con el pie derecho y el optimismo está a tope, pero vendrán problemas, obstáculos, llamadas de atención y conflictos, incluso cuestiones que jamás en la vida te habrías imaginado.

El mantenerte firme no significa que te cierres a otras opiniones o puntos de vista. Lo que significa es que mantengas firmes tus ideales, que tengas presente la idea original y tu vista puesta en tus motivos para hacer lo que haces. Aquí encontrarás la tan codiciada y anhelada resiliencia, la encontrarás junto a tu café de cada mañana.


Natalia Cisneros es originaria de la ciudad de Durango, Dgo. México, tiene 36 años, es casada y tiene dos perritos chihuahuas. Es agilista de corazón. Egresada de la carrera de Ingeniería en Sistemas Computacionales del Instituto Tecnológico de Durango, comenzó a desempeñarse como Desarrolladora FullStack para una Universidad y posteriormente, dentro de la misma Dirección de Tecnología, fue promovida a Scrum Master y Gestora de Proyectos Ágiles. Tiene poco más de 13 años de experiencia en sistemas administrativos hechos a medida y, recientemente han entrado en un proceso de Transformación Digital dentro de la misma universidad. Le gusta todo tipo de música, pintar y escribir, recientemente ha incorporado la danza a sus intereses “olvidados” de niñez. La lectura es para ella, como agua para alguien sediento de conocimiento. Ama a su familia y amigos, son parte importante de su vida y de su día a día. Le gusta estar en contacto con la naturaleza y en ella reconoce la vida y está segura que hay algo mucho más grande de lo que nuestros ojos nos permiten ver.

Photo by David Travis on Unsplash

Las opiniones expresadas en los artículos publicados en Hola Poderosa corresponden únicamente al autor y pueden no coincidir con las de SpeakHer Nights.

Processing…
Success! You’re on the list.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: